Riesgos para la salud

Tomar diluida (3%) agua oxigenada puede ser peligroso. Puede llegar a causar los siguientes problemas:

  • Náuseas y vómitos
  • Quemaduras en la boca, la garganta, el esófago y el estómago
  • Sangrado en el estómago
  • Inflamación de los intestinos
  • Úlcera de estómago
  • Rotura del colon.

El agua oxigenada está también disponible en concentraciones industriales (10% o superior). Estos productos fuertes industriales, que no están destinados al consumo humano, incluyen el llamado “grado alimenticio”, peróxido de hidrógeno (35%). Estos productos pueden ser extremadamente peligrosos, especialmente si no se diluyen apropiadamente. Tomar agua oxigenada concentrada causa los siguientes problemas:

  • Quemaduras severas de la boca, garganta, esófago y estómago
  • Hemorragia estomacal
  • Colitis ulcerativa
  • Gangrena intestinal
  • Embolia gaseosa (una burbuja de aire potencialmente peligrosa para la vida en el torrente sanguíneo)
  • Inflamación del cerebro
  • Paraplejía
  • Muerte

Aun cuando no se toma internamente, este producto tiene una serie de peligros potenciales. Por ejemplo, el contacto de la piel con el peróxido de hidrógeno concentrado puede causar quemaduras graves o incluso la exposición de los ojos al peróxido de hidrógeno concentrado puede causar lesiones oculares graves.